entramado.net

Cómo cambiar la industria de la música

La pregunta que os hago hoy en el blog es muy sencilla. ¿Si pudieras cambiar a tu gusto la industria de la música tal y como la conocemos hoy, cómo la cambiarías? Es decir, ¿como te gustaría que fuera?

A mí hay cosas que me gustaría que cambiaran radicalmente, otras que les falta un pequeño empujoncito y algunas que sólo son un sueño lejano. Vamos a ver unas cuantas.

Skullcandy Headphones

La música grabada y en vivo

Fonoautógrafo, así se llamaba el primer aparato que registró sonidos, fue en el año 1857, luego llegaría el más conocido, el fonógrafo que permitiría además reproducir esos sonidos grabados y con esto empezaría una división en la música, la música en vivo y la música grabada.

La música grabada permitiría la caída de las fronteras en el mundo musical, curioso que en el momento del auge del nacionalismo la música popular se hiciera global, como preludio de lo que se acercaba a principio del siglo XX la música de los Estados Unidos, el jazz y el blues empezó a inundar las casas de todo el mundo, dejando de lado a la música culta de la ya vieja Europa. La cosa terminaría en los años 50 con la fusión definitiva de la música negra y blanca, el nacimiento del rock y el establecimiento de la la música en vivo de masas.

Estos últimos 70 años, los conciertos han ido evolucionando sin parar, en parte presionados por esa facilidad que da la música grabada, para ofrecer una experiencia completa al que asiste a ellos, los macroconciertos en la actualidad buscan ofrecer una experiencia sinestésica que ningún otro producto de entretenimiento pueda superar.

Música Ubicua

At the silent discoEsta idea siempre me recuerda a uno de esos fenómenos extraños que surgen a veces en las grandes ciudades, me refiero a las Silent Disco, una idea genial o una soberana tontería, llevar auriculares en una discoteca silenciosa que retransmite la música por canales radio puede verse como una de estas dos formas, pero lo cierto es que abre el camino a una nueva forma de entender la música en vivo.

De lo que estoy hablando es que si el canal ya no importa y la música en directo se puede servir a través de unos auriculares, un altavoz o la caja de resonancia de una guitarra, la frontera entre lo virtual y lo en vivo desaparece es decir que la música se hace ubicua y podemos tener a nuestro dj preferido pinchando para nosotros a 8000 km de distancia casi como si fuera en vivo. Es cierto, he dicho casi, hay cosas que nunca serán igual, pero siempre podemos ponerle un poco de sal al plato y con esto paso al siguiente tema.

Gatgets Musicales

Para una experiencia musical completa podemos empezar a crear distintos gatgets conectados a Internet que se sincronicen con la música que estamos escuchando, por ejemplo pantallas LED audiorrítmicas o Radios inteligentes, pero también desde el otro lado, con instrumentos conectados directamente a la Red que compartan automáticamente lo que están tocando. Por supuesto nos podemos meter ya de paso en el mundo de la Internet de las Cosas desde el punto de vista musical y las opciones serían ya infinitas, solo es cuestión de tener las ideas.

Industria distribuida

Por supuesto nada de esto tendría sentido si la industria de la música no tuviera una estructura distribuida, agotado el modelo de las discográficas están surgiendo montones de pequeñas productoras que están haciendo que los pequeños artistas tengan un espacio en el mercado local, pero esto no es suficiente, la aspiración de estas pequeñas productoras debe ser hacer global su producto, ofrecerlo a todo el mundo y para eso necesitan canales de distribución con barreras más bajas de entrada, Spotify es el ejemplo de lo altas que están las barreras. ¿Cuantos grupos independientes no podemos encontrar dentro de su catálogo? Al actuar también como intermediario centralizador la plataforma establece las reglas y por ejemplo los grupos no pueden comunicarse con su público directamente, lo que ofrecería algo más allá de la misma música.

Para conseguir todo esto necesitamos nuevas herramientas, que rompan las ataduras de los de siempre y podamos empezar a entender la música de una forma distinta, ni grabada ni en vivo, si no micrófono a auricular, cuerda a oído y persona a persona.

13 respuestas a “Cómo cambiar la industria de la música”

  1. @litox Guapísimo el post fra y guapísimo el oEmbed como queda en lamatriz.org
    Para recuerdo histórico, un post de las Indias de 2003 https://lasindias.com/musica-libre-plan-de-batalla

  2. @litox @lasindias Uno de ese Spotify distribuido que llegará a las productora pequeñas será PeerSound. P2P bittorrent en el navegador. Como primera demo, en versión aún inacabada, os pasamos el repositorio de # Aviso que un queda mucho por hacer y aun esta en desarrollo, pero es lo que nos ha dado tiempo para el #

    http://bitujo.enkidu.coop/gustavo/PeerSound

  3. @david Sí, no he querido entrar en el debate de la "propiedad intelectual" porque creo que es un debate en parte ya superado, habrá quien no quiera verlo "eppur si muove".

  4. @litox Sí, totalmente de acuerdo. Ya nos cansa a todos porque es algo ya establecido incluso por la teoría económica estándar http://www.dklevine.com/general/intellectual/against.htm Es más, la noticia de hoy sobre Heidi Williams https://www.macfound.org/fellows/951 apunta a que si todo va bien, en veinte años tendremos una premio Nobel cuyo principal aporte habrá sido demostrar con datos empíricos el coste social de la propiedad intelectual https://lasindias.com/las-patentes-biomedicas-reducen-la-innovacion-en-un-30

  5. @gustavo @litox @lasindias Tiene miuy buena pinta, tío. Le echamos un ojo en el Somero.

  6. @voylinux @litox @lasindias Cualquier crítica y sugerencia será bienvenida 😉

  7. @gustavo @litox @lasindias No me presupongas tanta pericia. 😉

  8. Exetio dice:

    @litox No sabía de las silent disco; no es lo mismo que en sonido ambiente, pero el profundo componente de respeto por los demás que implican –en algo tan delicado como poder defenderse acústicamente– las hace integralmente loables.

    Y esa idea de música distribuida (_radicalmente_ distribuida ) es apabullante! Un concierto o una session retransmitida en vivo para varios millones de asistentes "a 8000 km de distancia casi como si fuera en vivo": unos en parques, otros reunidos en una casa para la ocasion, otros mientras van por la calle, en tierra, en un barco, en el aire… Y todos experimentando el mismo ritmo, la misma melodía. Sonosincronía distribuida. Guapísimo!

    Un post de futuro-ya-mismo! 🙂

  9. RT @exetio @litox No sabía de las silent disco; no es lo mismo que en sonido ambiente, pero el profundo componente de respeto por los demás que implican –en algo tan delicado como poder defenderse acústicamente– las hace integralmente loables.

    Y esa idea de música distribuida (_radicalmente_ distribuida ) es apabullante! Un concierto o una session retransmitida en vivo para varios millones de asistentes "a 8000 km de distancia casi como si fuera en vivo": unos en parques, otros reunidos en una casa para la ocasion, otros mientras van por la calle, en tierra, en un barco, en el aire… Y todos experimentando el mismo ritmo, la misma melodía. Sonosincronía distribuida. Guapísimo!

    Un post de futuro-ya-mismo! 🙂

  10. Ferdinand dice:

    RT @gustavo @litox @lasindias Uno de ese Spotify distribuido que llegará a las productora pequeñas será PeerSound. P2P bittorrent en el navegador. Como primera demo, en versión aún inacabada, os pasamos el repositorio de # Aviso que un queda mucho por hacer y aun esta en desarrollo, pero es lo que nos ha dado tiempo para el #

    http://bitujo.enkidu.coop/gustavo/PeerSound

  11. RT @gustavo @litox @lasindias Uno de ese Spotify distribuido que llegará a las productora pequeñas será PeerSound. P2P bittorrent en el navegador. Como primera demo, en versión aún inacabada, os pasamos el repositorio de # Aviso que un queda mucho por hacer y aun esta en desarrollo, pero es lo que nos ha dado tiempo para el #

    http://bitujo.enkidu.coop/gustavo/PeerSound

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Todos usamos cookies, acéptalo ya. más información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close