Esclavismo energético

Jeremy Levine Design / Foter / CC BY

Varios blogs se han hecho eco de la nueva ley del gobierno español para la puesta en marcha de peajes al autoconsumo,  no sólo los que se dedican a este negocio están asustad por las consecuencias de esta medida, todos deberíamos estar preguntándonos cómo vamos a sostener nuestro consumo propio de energía si nos impiden el acceso al (no)mercado energético y los precios pactados de la electricidad cada vez suben más.

Esto es, lo miremos como lo miremos, esclavismo energético, en una sociedad cada vez más dependiente de la energía para todo y que vamos a ver en los próximos años como aumenta su consumo de electricidad de una forma brutal con la llegada del coche eléctrico, no se puede permitir. La red eléctrica que queremos es una red distribuida, móvil, eficiente y responsable con el medio ambiente, la autoproducción debe ser YA la opción por defecto, ya se ha demostrado rentable la energía eólica y ahora va camino de serlo la solar, no le podemos poner trabas a esto y generar una escasez artificial de forma tan descarada para la perpetuación de un oligopolio que ya está terminal.

Esto es un grito de protesta, de rabia que intenta remover conciencias por algo importante ¿Cómo piensas pagar la luz el resto de tu vida? ¿Haciendo el culo gordo a los mismos de siempre? ¿ O creando un nuevo mundo que nos permita vivir una vida interesante?

Off-topic: Mañana no habrá curso de control, un descanso nos viene bien a todos, aprovechad para reflexionar sobre esto.

5 comentarios en “Esclavismo energético”

  1. Esto es demasiado, Carlos. Como dices, no es otra cosa que esclavismo, y como decían por ahí, sin ningún asomo de pudor mas que «no vamos a ganar tanto dinero». Guerra abierta debe ser, cuando sepamos cómo librarla.

  2. Por fin he oído la palabra mágica con este tema: esclavismo… Si no tienes para comer (o alimentar tus dispositivos eléctricos) de igual: tú paga, primero a nuestros amigos y luego a nosotros (impuestos).

    La rebelión nunca funciona. Nada removerá la «conciencia» de nadie (¡con lo que les gusta la tele!). No cuentes (contemos) con ellos. Si se quiere guerrear, sólo golpear donde no está el enemigo. Cuando no nos espere. Con Leviatán nunca de frente.

    Y, sobre todo, emboscarse. Rechazar con la indiferencia, pero más con el esfuerzo paulatino e imparable del proyecto propio, cada cual en su pequeña comunidad fortalecedora. Aprender cada innovación antes que los malos y tenerla dominada para cuando lleguen a poner cotos con sus leyes mafiosas.

  3. Bueno, un panfleto sigue siendo un panfleto aunque no se dirija a la masa y si vamos a la guerra el primer paso es la información, difundir la noticia por todo nuestro entorno, establecer las bases que justifican por qué luchamos.
    Este post no va dirigido a «la gente», va dirigido a todo aquel que quiera leer, que siga este blog y que entienda lo que está pasando y además es una referencia para posteriores ampliaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.