3 Claves para entender la década que entra

Éste parece ser el horizonte que se nos presenta en esta década.

1. Mover dinero ya no es un negocio💰

No me refiero a que el préstamo de dinero tiene pinta de estar regalado en próximos años, si no a que gracias a la tecnología blockchain el movimiento de dinero se ha abaratado tanto que los márgenes bajarán hasta hacerse despreciables. La digitalización de las monedas nacionales se hará inevitable y los bancos deberán reestructurarse hacia negocios distintos al préstamo, la clave estará en la inversión responsable, espero que la crisis de financiera de 2008 nos haya enseñado algo sobre esto. ¿Pero, hacia donde se dirigirá la inversión? Lo vemos en el siguiente punto.

2. La inversión se moverá a lo verde 🏞️

La opinión pública occidental ya está plenamente concienciada sobre los riesgos medioambientales, sobre todo la generación Millenial y Z. El primero en notar este cambio en cuanto estas generaciones lleguen a su plenitud financiera será el mercado, las medidas políticas son más lentas, el juego democrático de las mayorías la hace conservadora. Se va a exigir a las empresas mucha más información sobre sus procesos y cómo afectan al medio ambiente y esto permitirá una mayor transparencia en el funcionamiento de las empresas. Además no dudo que en esta década se generarán nuevos negocios relacionados con la lucha contra el cambio climático y la desplastificación.

3. La Inteligencia Artificial se convertirá en herramienta de trabajo 🤖

Si la pasada década fue la de la experimentación con la IA y el ascenso de las grandes compañías del Big Data, esta será la de la adopción generalizada de la las tecnologías de Aprendizaje Profundo por el tejido empresarial. Las Inteligencias Artificiales se amoldarán a trabajar con escasez de datos, un escenario más realista que el del ya pasado hype del Big Data. Las herramientas de trabajo comenzarán a incorporar Inteligencia Artificial de serie, abaratando los costes de producción de muchos trabajos que ahora requieren mucho tiempo.

Quizá soy demasiado optimista, o tal vez no estoy teniendo en cuenta otros factores. ¿Qué piensas?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.