entramado.net

General

El liberalismo y los EEUU

Dentro de unos días voy a cumplir 30 años, porque sí, mi vida comenzó el mismo año que se derribaba el muro de Berlín, dando inicio a la descomposición de la URSS, más por fallo del sistema soviético que por triunfo del sistema capitalista se inauguraba una época de hegemonía del capitalismo liberal.

Los valores que han sustentado este sistema se basan en la creencia de que el sector privado puede operar sin interferencias de las administraciones públicas, únicamente limitado por la legislación de cada país. Las empresas en el sistema defendido por los EEUU son como barcos que surcan los mares de la legislación estatal con mayor o menor éxito para llegar a su destino. Además, estos mares en los últimos 30 años se han tornado globales, dando lugar a lo que llamamos empresas transnacionales, grandes transatlánticos que pueden surcar todos los océanos sin limitación alguna.

Pero el periodo de hegemonía del capitalismo liberal viene a su fin cuando un nuevo actor entra en el juego, la potencia china inicia la expansión de su sistema donde para horror de los EEUU las empresas ya no son transatlánticos que surcan los océanos a su libre albedrío sobre la Pax Americana, si no buques de guerra perfectamente engrasados al servicio del Estado. La falta de independencia de las empresas chinas se ha criticado duramente desde el inicio de esta guerra comercial e ideológica, podríamos decir que es el motivo ético que tienen los Estado Unidos para justificar su guerra contra China.

Pero esta semana toda esta justificación ideológica se ha hundido hasta el fondo, cuando Alphabet, la empresa plataforma de Google, ha decidido vetar Huawei sin justificación alguna. Y detrás de ella otras tantas grandes empresas han hecho lo mismo. Una decisión que lejos de beneficiar en algo a Google abre inciertos caminos sobre el futuro de Android.

Creo que en estos 30 años nunca he visto tan claro la falsedad del sistema liberal, ninguna compañía estadounidense puede navegar el mar a su antojo, no necesita tener al gobierno de EEUU entre sus accionistas, el poder tiene otro tipo de mecanismos para ejercer. Lo cierto es que más que barcos, las empresas estadounidenses son marionetas del gobierno, no tan distintas de los barcos de guerra chinos como Huawei, la única diferencia es que China no tiene nada que esconder, no necesita una justificación ética para su sistema, lo que la hace mucho más potente mientras no se critique desde dentro.


La tendencia oculta en el conflicto Taxi-VTC

Taxi

Pongamos que el servicio de taxi parte de una premisa: el Estado, en este caso el ayuntamiento, garantiza el servicio taxi con un nivel mínimo de seguridad. De ahí la necesaria concesión de licencias de taxi y su gestión por parte de la autoridad municipal. Los servicios VTC en esta visión serían servicios complementarios al taxi que no requerirían del Estado como garante de seguridad.

Ahora pongamos que la confianza en el Estado se rompe, deja de garantizarnos la seguridad del taxi y actores privados toman el rol de garantes de seguridad, tal y como lo hacían las 5 familias de Nueva York o los primeros señores feudales, entramos en una fase de feudalización del transporte.

Podemos ver esta situación en países con altos niveles de delincuencia, Uber ha desplazado el servicio de taxi en latinoamérica, la tecnología les ha permitido garantizar la seguridad de su servicio o al menos hacerla más segura que el taxi, hasta ahí ninguna novedad.

Pero… ¿Y en España?

Lo realmente curioso es cuando analizamos el caso en países como España. Y empezamos a ver como defensa de las VTC que con Uber y Cabify puedes saber quién es el conductor y en qué coche vas a ir, por donde va tu trayecto y donde se encuentra el vehículo en ese momento. Es curioso, porque a parte de la necesidad natural de información del ser humano, no existe otra justificación para ver esto como una ventaja que la falta de seguridad del servicio de taxi. Es muy posible que esto nos indique que la confianza en el Estado en el sector transporte se haya quebrado.

También es cierto que taxi ha llegado a tener muy mala imagen entre sus usuarios y también entre el resto de conductores. En un mundo donde el marketing hace la mayor parte del trabajo la mala imagen puede ser mortal.

Pero lo cierto es que el Estado ha hecho poco más en su rol de garante de seguridad que poner la mano y conceder las licencias. Se ha permitido sin ningún pudor la compra-venta de licencias, lo que ha generado una burbuja en sus precios al calor del monopolio. Pero los monopolios pueden y suelen caer con el avance de la tecnología y la burbuja acaba pinchándose.

En resumen

No vengo a dar ninguna solución mágica al problema, porque no la tengo y además porque no me he parado a analizar el resto de implicaciones que tiene este conflicto, pero me gustaría destacar esta pérdida de confianza en el Estado, puede indicarnos esta tendencia oculta que es posible que también se haya perdido en otros sectores y es posible que la feudalización no sea la mejor de las soluciones, busquemos alternativas.


Mi cocina en 2018

Este ha sido un año de consolidación de recetas anteriores, por lo que la lista de recetas de 2018 es mucho más corta que el año pasado. Este año he aprendido a hacer pan, pizzas y cocas de masa madre gracias sobre todo a los videos de Cocina ConMiga, os dejo un vídeo también:



El poder de la banca en Europa

Después del dantesco espectáculo de esta semana de la justicia en relación a las hipotecas queda patente que la banca tiene más poder sobre nuestra economía que el Estado español. Pero, ¿por qué? Porque puede crear dinero (prestando euros que no tiene, que es a lo que se dedica), mientras que España transfirió la capacidad de crear moneda al BCE. Por esto sufrimos una asimetría de poder que genera este tipo de situaciones. Visto lo visto empiezo a ver con buenos ojos la creación de un banco público para recuperar parte de la soberanía monetaria. Tenemos el ICO y parte de Bankia, ¿no es hora de que llegue a la familia el crédito?🤔

Imagen del imprescindible blog Desempleo Cero.


Enésima prueba gnu social

Pues eso, otra prueba más.


Todos usamos cookies, acéptalo ya. más información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close